Guía del Ajuar perfecto 4: Mantelerías

Seamos sinceros, ¿Cuántas cenas “de bonito” se dan en casa a lo largo del año?

Pues yo creo, que en el 95% de las familias, se pueden contar con los dedos de una mano.
Esto significa que si no queremos,  no tenemos que dedicarle demasiado  tiempo a esta parte  del ajuar.

En primer lugar,  hagamos recuento de las mesas que tenemos, que casi siempre son : 

la mesa de la cocina, la del comedor y la mesita de centro.



Lo mínimo aconsejable es un mantel para cada una de estas mesas. Es decir, como mínimo necesitamos 3 manteles. Y, yo añadiría también media docena de mantelillos individuales.
Yo soy muy de mantelitos individuales, me gusta ponerlos para desayunar, y para los niños también para la merienda, e incluso para comer, si sólo somos 2.
¡A cada uno lo suyo!

Para la mesa del comedor necesitas un mantel bonito, de esos que dejan a la gente helada cuando les invitas a cenar.
Los manteles bonitos bonitos, son los de hilo bordado. De esos seguro que hay en el armario de todas las casas, porque antiguamente, los ajuares buenos llevaban este tipo de mantelerías, de todos los tamaños, y con muchísimas servilletas : para la  comida, merienda, cocktail.

 Los más elegantes son siempre los blancos o naturales,  y si son bordados con bodoques o con vuestras iniciales, más elegante todavía.

Pero  también puedes optar por un adamascado de color, que los hay preciosos. En este caso, tendrás que fijarte que entone bien  con la vajilla, porque luego, en la mesa, ya no tendrá arreglo.

Nota: En otro post, os contaré cómo lavar y planchar esos manteles.

Para la mesa de la cocina y la de centro, te recomiendo los manteles resinados, es decir, los manteles que no hace falta lavar a la primera manchita.
Son el descubrimiento del siglo XX!! Con que pases un pañito húmedo, es suficiente. 

Manteles resinados de La LLave Hueca

Adiós a las caras de disimulada angustia cuando alguien derrama vino tinto en la mesa: “No te preocupes hombre, que no pasa nada, eso se quita con vino blanco” Ja! Mentira, que te dan ganas de cortarle en trocitos;  y no te digo nada, si el autor de tal catástrofe es tu marido…aarrrgghh!

En resumen:
  • 1 mantel de hilo o adamascado con 12 servilletas mínimo.
  • 1 mantel para la cocina, si es resinado, mejor. Si no lo quieres resinado, escógelo con algo de poliéster para planchar menos.
  • 1 mantel para la mesa de centro.
  • 6 mantelillos individuales. Si son 12, mejor.

CONSEJOS:

·         NUNCA compres los manteles sin saber las medidas de las mesas. Si no tienes mesa todavía, NO COMPRES EL MANTEL. “Es que es ideal”, DA IGUAL “Es que está rebajadísimo” DA IGUAL. Si no hay mesa, no es buena idea.

·         Ojo con las dimensiones de la mesa que vas a comprar,  que luego no hay quien encuentre manteles para esas mesas tan anchas (los anchos de los telares suelen ser de 1,60m!).

·         Si tiene que hacer juego con algo, que sea con la vajilla, no con la tela del sofá.

TRUCO “ESPECIAL” DE LA SEMANA:

Si quieres mantener el 2º plato caliente, pero sin que se haga más, mételo en el horno a 50º!

Gracias y hasta pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s