Los niños, la alimentación y el otoño

Ya estamos en otoño. Vuelta al cole y adiós vacaciones. La rutina vuelve, cambian las temperaturas, cambiamos los tempos, las prisas… Pero bueno, también volvemos a las noches en familia con películas, las ropas abrigaditas, el cambio de color que trae la nueva estación… ¡no todo iban a ser malas noticias! Ahora, con el cambio de estación debemos de prestar atención a la alimentación de nuestros pequeños; la bajada de temperaturas y la sobrecarga de actividades extraescolares pueden deteriorar el sistema inmunológico de los niños y hacer que empecemos con resfriados antes de tiempo. Para prevenir estas y otras enfermedades te damos unos consejillos:
  • Al terminar el verano nos tenemos que ir despidiendo de la sandía, los higos, los melocotes, las ciruelas… el otoño es estación de la granada, la chirimoya y la uva. Estas frutas ayudan a estimular la acción de la vitamina C que, como sabemos, previene los constipados. También son frutas de temporada las mandarinas, naranjas, plátanos, peras… La naturaleza es sabia y nos brinda frutas adaptadas a las necesidades que tenemos en cada época del año.
  • Aunque si de algo es característico el otoño es de frutos secos: las almendras, pasas, higos, cacahuetes… son un tentempié muy saludable y delicioso que les hará olvidar la bollería industrial. Un puñado de nueces es mucho más sano y, por supuesto, alimenta mucho más y mejor.
  • Si hablamos de legumbres las lentejas son el producto otoñal por excelencia. Una riquísima receta para lo días que hace más frío. También podemos complementar las lentejas con el arroz que a los peques en general les encanta y además así obtendremos proteínas de calidad como el hierro, el ácido fólico y la vitamina B.
  • Y para terminar acabamos con las verduras: las setas son muy típicas y permiten muchos tipos de formas al cocinar: revueltas, en guarnición, hervidas… Pero la alcachofa, la coliflor, la calabaza, la berenjena, el calabacín o la calabaza son las protagonistas otoñales porque tienen pocas calorías y son muy ricas en vitaminas. Además son garantía de una dieta completa y saludable; así que no dejes de hacerlas en guisos o en ricos purés.

Hasta aquí nuestra recomendaciones para el otoño; ¿tienes tú alguna más que contarnos?

Foto: Catálogo H&M

El color cambia cuando llega el otoño

Aún nos quedan 10 días para el cambio de estación pero ya podemos ver pequeños reflejos de que el otoño se acerca, lentamente, a nuestras vidas. Con los cambios de estación no solo cambiamos personalmente a la hora de vestir o, incluso, a la hora de sentirnos con nosotros mismos; si no que nuestro ambiente cambia con nosotros. Un claro ejemplo es la decoración del hogar, que con el cambio de estación siempre nos puede dar el empujón para hacer pequeños cambios y dar un nuevo aire a nuestra casa. El otoño nos sirve para cambiar texturas y colores ya que cualquier cambio en el nórdico de nuestra cama, la funda de los sofás o cojines o, un simple mantel, puede marcar la diferencia.
Los tonos rojos y sus derivados sirven para reavivar los muebles y la casa; los tonos neutrales como el tierra, color trigo, mostaza… son mucho más versátiles y nos pueden combinar con muchos más elementos y están más abiertos al cambio. También podemos usar colores como el negro que dan majestuosidad al ambiente y son elegantes, pero no a todo el mundo le combinan con su hogar. La tela que más se usa es el algodón, pero también podemos introducir cambios usando cuero o incluso terciopelo en pequeñas cantidades. Son solo pequeños toques que pueden cambiar el estilo de tu casa.
Para acabar te dejamos una paleta de colores otoñales que te pueden servir a la hora de hacer un lavado de cara a la decoración de tu hogar. ¡Esperamos que te gusten las ideas!

Para descubrir más paletas otoñales aquí

Un cálido y acogedor otoño….


….entrando a raudales en nuestras casas.

Estas fotos las he descubierto en el increíble blog de Cecilia, Desde mi ventana , y son un ejemplo perfecto de todo lo que esta estación tiene para ofrecernos.

Pertenecen a la fotógrafa británica Rachel Whiting; aquí os dejo el enlace a su portfolio.

Es el momento de aportar calidez a nuestros hogares. Uno de los placeres del día es meterse en la cama y acurrucarse bajo un edredón o un nórdico suave y acogedor, como este, en algodón….

O estos en piqué de nido de abeja, en blanco, beige y azul grisáceo….

Estos pertenecen a la colección de bebé. Son nórdicos para el moisés, pero también los tenemos para el cochecito y la cuna. Como veis se combina la batista bordada con el piqué.

Tenemos decenas de bordados distintos. Seguro que hay alguno que te gusta…..
Buena semana a todos.

Otoño y… más manteles resinados.




Volvemos de las vacaciones con más ganas que nunca de comenzar una nueva temporada cargadita de proyectos. Llevamos un montón de tiempo sin publicar nada, pero con todo el mundo en casa, de vacaciones, no hay un minuto libre…. Seguro que a más de uno le suena este tema….

Bueno, es posible que nos cueste mucho esfuerzo y tendremos que hacer, seguro, equilibrios con mil cosas de nuestras vidas, pero…. contamos con ello. Al fin y al cabo, así se saborea, mucho más y mejor, el resultado.

De momento, nuestro gran premio ha sido la espléndida acogida que han tenido nuestros manteles resinados, manteles antimanchas o como les queráis llamar. Antes de las vacaiones ya os puse algún ejemplo, pero me gustaría que echárais un vistazo a estos otros.

Este ha sido el más solicitado: el negro con la cenefa en blanco y negro. Pero, casi empatado, hemos tenido este modelo en gris, con la misma cenefa…..

Desde luego, son una buena opción para disfrutar de las poquitas cenas al aire libre que nos pueden quedar antes de que comience este otoño que ya se adivina.

Aunque, acompañados de este despliegue de color, propio de la estación, podemos sacar mucho provecho de las tardes, las noches, las buenas compañías….. Ya os iré contando cómo.
Hasta pronto.