Cómo doblar una sábana ajustable

La pesadilla del tendedero, el horror de la ropa de casa… Desde luego la tarea de doblar una sábana ajustable está peleando con la tarea de poner un edredón en una cama de matrimonio por ver cuál es la más tediosa. Yo, en este punto, no sabría exactamente decir cuál de las dos tareas me gusta menos pues supongo que depende del día y de si tengo ayudantes o no para acabar más rápido; la cuestión es que con los años uno/una va desarrollando un sexto poder que hace las tareas del hogar sean más fáciles de llevar.

La verdad es que desde hace tiempo quería animarme a contar estos trucos para doblar las sábanas ajustables así que… ¡aquí van! Conocimiento es igual a poder y os aseguro que el poder de doblar las sábanas ajustables de una será un motivo de gran felicidad. Aquí los pasos (ilustrados) a seguir:

Paso 1: Doblar la sábana por la mitad. Usa tu dedo índice para hacer que las esquinas coincidan a la perfección.

Doblar sabana ajustable

Doblar sabana ajustable

Paso 2: Iguala todas las esquinas para que queden bien estiraditas.

Doblar sabana ajustable

Paso 3: Doblamos de nuevo pensando en dividir la sábana ajustable en tres partes hasta que quede como una línea vertical.

Doblar sabana ajustable

Doblar sabana ajustable

Paso 4: Ahora doblamos en horizontal de la misma forma, dividiendo la sábana ajustable en tres.

Doblar sabana ajustable

Paso 5: Perfecto… ¡ya tienes tu sábana lista!

Doblar sabana ajustable

¡Esperamos que os haya gustado!

La Llave Hueca
Fotos y traducción libre: DesingMom

Anuncios

5 tips para comprar una buena toalla

Es verdad que estamos en crisis y que eso todos los sabemos. Nosotras, que somos una pequeña PYME, tenemos que reinventarnos cada día para ver qué nuevos productos podemos ofrecer, qué promociones pueden atraer a nuestros clientes, cómo podemos comunicar mejor… en fin, estamos constantemente usando el exprimidor. Y es verdad que muchas veces piensas en cómo recortar para poder tener beneficios pero, una cosa os recomiendo (y luego podéis hacerme caso o no), en lo que nunca hay que recortar es en calidad. Desde el primer momento nosotras hemos sabido que si había algo a lo que no íbamos a renunciar era a la posibilidad de ofrecer a nuestros clientes toallas de excelente calidad.

Y es que a veces “lo barato sale caro

Muchas veces el refranero español acierta y en este caso nosotras lo seguimos “a pies juntillas“. No os ha pasado muchas veces que por elegir algo más barato al final… ¿os habéis gastado el doble? Por eso nosotras os queremos dar los mejores consejos que hemos aprendido con la experiencia, para que así vosotras elijáis toallas de calidad siempre. Y una vez lo tengáis aprendido… pasar a La Llave Hueca a hacer la prueba 😉

1. Ten en cuenta el GSM (gramos por metro cuadrado)
Cualquiera toalla mayor a 550 gsm tendrá buena calidad.

550px-Understand-what-makes-Step-1

2. Analiza la absorción porque es el elemento más importante de una buena toalla.
Sin duda aquí el mejor material es el algodón egipcio.

fibras2

3. Que sea suave.
No hay cosa más molesta que salir de la ducha y envolverse en una toalla áspera. Ugggg!

IMG_3669PEQ

4. Nunca olvides que el tamaño cuenta.
Parecerá mentira pero cuando tu toalla te envuelve entera la sensación es mucho mejor.

199489_10150116101636387_1627038_n

5. Y por último…haz tu propio test: tócala, siéntela, mírala.
Usa tus sentidos.

¡Te esperamos para hacer la prueba! 😉

Fotos: LaLlaveHueca, WikiHow