Cómo limpiar manchas difíciles

Desde La Llave Hueca seguimos con más trucos para mejorar vuestro día a día. Hoy hemos pensado que sería una buena idea recopilar unos cuantos consejos sobre cómo quitar esas manchas difíciles de la ropa: tinta, rotuladores, chocolate, vino… Todas aquellas imperfecciones que nos quitan el sueño, así que… ¡vamos allá!

Manchas en la ropa de tinta
Lo primero de todo es que lo hagas tan pronto como te sea posible (y esto es un consejo a seguir en todas las manchas). Los mejores productos para este caso son:

  • Alcohol desnaturalizado: aplica con un algodón y luego lávalo.
  • Amoniaco para prendas sintéticas mezclado con alcohol (dos partes de alcohol por una de amoniaco) y vinagre.
  • Leche.

670px-Remove-Ink-from-Clothes-Step-1

Manchas en la ropa de rotuladores
Para estas manchas lo mejor es que uses zumo de limón o que frotes con medio tomate sin semillas y luego le apliques un poquito de alcohol. Por último lava de nuevo la prenda.

ps-31-1

Manchas en la ropa de chocolate
Es verdad que el chocolate no es tan difícil de eliminar como los anteriores y que muchas de las veces con la lavadora ya se elimina, pero en caso de que quieras prevenir antes de curar usa un paño de agua tibia, jabón y vinagre y te asegurarás que la mancha se vaya sin problemas.

limpiar-mancha-chocolate-668x400x80xX

Manchas en la ropa de vino
En esta sección son varias las soluciones que podemos encontrar:

  • Diluye unas tres cucharadas de agua oxigenada en un vaso de agua y luego, con un cepillo viejo, restriega sobre la mancha hasta que se haya eliminado (y, como siempre, lava de nuevo la prenda).
  • Si se acaba de derramar echa un poco de sal y luego lavarlo con agua y jabón.
  • Y también puedes hervir leche y sumergir la prenda dentro para que se elimine la mancha.

670px-Remove-Red-Wine-from-Fabric-Step-4

Por ahora estos son nuestros consejos y como sabemos que hay muchas más manchas difíciles esperando… ¡prometemos una segunda parte! ¿Sugerencias? 😉

Autor: La Llave Hueca
Fuentes/Fotos: Wikihow, Soy Manitas, Blog Hogar, Hogar Útil,

Anuncios

Cómo doblar una sábana ajustable

La pesadilla del tendedero, el horror de la ropa de casa… Desde luego la tarea de doblar una sábana ajustable está peleando con la tarea de poner un edredón en una cama de matrimonio por ver cuál es la más tediosa. Yo, en este punto, no sabría exactamente decir cuál de las dos tareas me gusta menos pues supongo que depende del día y de si tengo ayudantes o no para acabar más rápido; la cuestión es que con los años uno/una va desarrollando un sexto poder que hace las tareas del hogar sean más fáciles de llevar.

La verdad es que desde hace tiempo quería animarme a contar estos trucos para doblar las sábanas ajustables así que… ¡aquí van! Conocimiento es igual a poder y os aseguro que el poder de doblar las sábanas ajustables de una será un motivo de gran felicidad. Aquí los pasos (ilustrados) a seguir:

Paso 1: Doblar la sábana por la mitad. Usa tu dedo índice para hacer que las esquinas coincidan a la perfección.

Doblar sabana ajustable

Doblar sabana ajustable

Paso 2: Iguala todas las esquinas para que queden bien estiraditas.

Doblar sabana ajustable

Paso 3: Doblamos de nuevo pensando en dividir la sábana ajustable en tres partes hasta que quede como una línea vertical.

Doblar sabana ajustable

Doblar sabana ajustable

Paso 4: Ahora doblamos en horizontal de la misma forma, dividiendo la sábana ajustable en tres.

Doblar sabana ajustable

Paso 5: Perfecto… ¡ya tienes tu sábana lista!

Doblar sabana ajustable

¡Esperamos que os haya gustado!

La Llave Hueca
Fotos y traducción libre: DesingMom

Reciclar sábanas antiguas

Desde que salimos “Date un Capricho” hablando sobre Reciclar sábanas antiguas muchos clientes nos han pedido que nos animáramos a explicar en nuestro blog, de forma más detallista, en qué cosiste la idea. Así que, como vuestra peticiones son órdenes, aquí va el post 🙂

Paremonos a pensar un momento y preguntémonos: ¿en qué casa no hay un armario de ropa blanca en el que nos encontramos auténticas maravillas de nuestras abuelas? Normalmente son unas sábanas y unas mantelerías de unos tejidos fantásticos, de algodones naturales maravillosos y, en algunos casos, linos naturales que hoy en día se compran a precio de oro.

Nosotras, no podemos consentir que eso ocurra, que cosas tan maravillosas pasen años y años y de generación en generación, dentro de un armario; por eso hoy queremos compartir con vosotras cómo reciclar las sábanas blancas bordadas de nuestras abuelas.

Una de las principales razones por las que no se usan es el tamaño, porque suelen ser demasiado pequeñas para las camas que utilizamos ahora. Pero, por el contrario, suelen tener el tamaño ideal de las fundas nórdicas;  y es en eso precisamente en lo que las vamos a convertir. ¿Qué os parece la idea?

Es tan sencillo como coserles una “tapa” de otro tejido (puede ser un piqué finito, o cualquier otro tejido que tenga ese ancho y que se pueda lavar) aunque nosotras siempre recomendamos un buen piqué, y blanco a ser posible. La forma de coser esa “tapa” es por 3 lados, dejando uno de ellos sin coser, para poder meter el relleno. El lado que hay que dejar sin coser es el de arriba, de tal manera que la abertura queda tapada por el embozo, y de esta forma, si el relleno se va moviendo hacia abajo (cosa que suele suceder con frecuencia) podemos tirar de él fácilmente con las manos.
Y en cuanto a la almohada, antiguamente era una almohada corrida, y hoy en día es más corriente utilizar 2 almohadas. Pues eso es fácil, se cortan por la mitad, y se cose un pespunte, y ¡LISTO!

la foto

¿No os parece una estupenda idea para dormir en unas maravillosas sábanas de antes, con la sensación tan gustosa de un nórdico? Pues os animo a que lo hagáis vosotras mismas, y si no sabéis, nos llamáis y os lo hacemos nosotras, que es nuestro trabajo, ¡y nos quedan preciosas!

Os muestro uno con unas sábanas ¡¡de más de 100 años!!

la foto 2

Eso es lo bueno de nuestro blog, que compartimos con vosotras todos los “trucos” que después de tantos años de experiencia hemos aprendido, que luego dicen: “Al saber lo llaman suerte”.

Fotos: Pinterest y http://lallavehueca.com

El truco de los calcetines

De las peores cosas que hay que hacer como tarea semanal en la casa, y que en una casa de familia numerosa es mucho peor, es doblar calcetines. Que tarea más laboriosa, aburrida y muchas veces… ¡infructuosa! No me digáis que a veces no os habéis pasado horas (así queda mejor, exagerando un poco 😉 ) buscando la pareja de un calcetín y, cuando la encontráis… ¡no es exactamente el mismo color! Y otra vez a seguir buscando a su pareja. La verdad es que, como podéis apreciar, doblar calcetines no es de las cosas que más me gusten en este mundo así que, después de cada “pareja frustrada” empecé a maquinar soluciones…

Mi primer “Consejo Práctico” enfocado, sobre todo, a las “mamis numerosas” que tenemos miles de calcetines de casi exactos tamaños y colores es… ¡ir al H&M! Y ahora vosotros preguntaréis: Pero… ¿por qué? Pues porque hace cosa de un año descubrí unos calcetines negros (de estos para usar a diario y que combinen con todo) con un filo de diferentes colores en cada par de calcetín. ¡Qué maravilla! Ahora el doblarlos es mucho más fácil porque sólo tengo que buscar el color correspondiente a cada pareja y no exagero cuando digo que al menos he ahorrado 20 minutos gracias a esta pequeña tontería.

Aquí están los culpables de mi felicidad.
Para mis chicos y mis chicas.

la foto

la foto-1

Y el otro truquillo que aprendí hace poco y gracias al “Do It Yourself” es que de todo podemos hacer algo bonito; hasta del desorden:
Niños… ¡empezad a perder los calcetines para que quede bonito! 🙂

Y para despedirme… un DIY para los más mañosos… ¡recicla tus calcetines!

Fotos: Flickr, Pinterest

Planifica tus compras de Navidad

Ya falta menos de un mes para que llegue la Navidad y, aunque, ahora nos parezcan fechas muy lejanas, este es el mejor momento para que comencemos a planificar todas nuestras compras. Nos guste o no, este año las Navidades vienen marcadas por la crisis y los pequeños esfuerzos que ya venimos haciendo durante todo el año; pero, hay algunas compras que son inevitables y que no podremos saltarnos. Y como “persona prevenida vale por dos“, lo más importante es empezar a organizarse ya y así poder ajustar gastos y ahorrar algo de dinero.
  • En primer lugar; calcularemos el presupuesto del que disponemos este año para las compras extraordinarias de Navidad.
  • En segundo lugar; es necesario coger papel y boli y hacer una lista de los gastos extras que vamos a tener; p.e.: la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, los regalos de Reyes, las pagas extras, aguinaldos, las cenas con amigos, la cena con los compañeros de trabajo…
  • En tercer lugar; tendremos que asignar una cantidad a cada una de las partidas. Si sobra dinero del presupuesto, estupendo, podremos incluso ser más generosos en algunas de nuestras compras; pero si es inferior la cantidad que teníamos pensado gastar, tendremos 2 opciones: o reducir las cantidades asignadas a cada compra, o eliminar alguna partida que no sea imprescindible.
Para poder planificar esto y revisarlo todo en un golpe de vista, os sugiero esta tabla de gastos, que es super útil a la hora de planificar las compras de Navidad (tanto las partidas que hemos puesto como los importes son orientativos y dependen de cada familia; esto es un ejemplo que puede ayudarte):
Así que ya sabes, planificar los gastos Navideños puede parecer una tarea pesada pero no te llevará más de 10 minutos y ten por seguro que acabarás ahorrando más dinero del que pensabas y también podrás organizar mucho mejor el tiempo para estar con los que más quieres.
¡Ya sabes que desde La Llave Hueca, esta Navidad, queremos ayudarte a simplificar! 🙂
Foto: Pinterest
Tabla: La Llave Hueca

 

¡Nos encantan las toallas!

Los que nos conocéis desde hace años (que parece mentira pero ya llevamos desde el año 1997) sabéis que en “La Llave Hueca” tenemos auténtica pasión por las toallas. Son uno de nuestros productos estrella y nos gusta innovar en ellas cada día y mejorar el producto para que, a vosotros, os duren años y años. Para nosotras la calidad cuenta como lo que más y forma parte de nuestro ADN, por eso nos encanta dar consejos para que las toallas siempre estén como el primer día: suaves y lustrosas.
Pero en nuestra tienda, cuando hablamos de la obsesión que tenemos por las toallas siempre nos acordamos de este divertido vídeo; ¿recordáis a Mónica de “Friends“? Ella también adora las toallas (atentos al minuto 00:38 del vídeo que os pomo al final de la entrada):
Y ahora, os queremos preguntar a vosotros ¿cuántos juegos de toallas tenéis? En mi casa tenemos dos juegos de toallas por persona, ¿razón?, es el número justo para poder intercambiarlas y a la vez ahorrar espacio, plancha, lavadora… Mientras sean buenas toallas no tenéis porqué preocupaos de tener más (bueno unas para los invitados ¡claro!)
Para que os duren mucho las toallas hemos escrito dos entradas con consejos muy útiles que podéis encontrar aquí y aquí; una de ellas son consejos para la hora de lavarlas y la otra para su conservación. Hoy en nuestra entrada os vamos a dar otro consejo y una advertencia; para no perder las buenas costumbres 🙂

  • Consejo: acordaos de ventilar cada poco tiempo las toallas, una vez que cogen olor a humedad es muy difícil de eliminar, y también recordad sacudirlas al sacarlas de la lavadora/secadora (¡al final han sido dos!).
  • Advertencia: si tenéis toallas de buena calidad e hijos adolescentes debéis de tener cuidado con las cremas para el acné juvenil, tienen componentes que actúan cómo la lejía y decoloran las toallas; ¡mucho cuidado!.
Esperemos que os sirvan nuestros consejos y que sigáis amando las toallas tanto como nosotras.
¡Un beso!

Ver vídeo “Friends”

P.D.: Las toallas que aparecen en la imagen las podéis encontrar rebajadas en nuestra tienda online 😉