El algodón no engaña (y menos si es egipcio)

Y, aunque puede que algunos de vosotros no sepáis reconocer a la perfección un buen algodón o un algodón egipcio (que es la mejor categoría), es verdad que al tacto todos podemos notar las calidades de un buen material. Y si aún así no sabéis… ¡para eso están las expertas! 😉

Lo primero y principal para conocer el algodón es saber cómo es su fabricación. El algodón es probablemente la fibra que más se usa para la confección de tejidos e hilados. En su proceso de fabricación se emplean a grandes profesionales pues hay que disminuir la humedad que contiene la fibra. Una vez realizado este proceso se divide la fibra en semillas y se empaqueta en balas. Finalmente se comienza con el hilado de forma manual en el que las fibras se agrupan y retuercen hasta formar las hebras. Por último las fibras se peinan y se juntan para crear unas más largas que generan esa tela suave que ya conocemos y nos encanta (como las que tenemos nosotras que son de algodón egipcio).

Algodón

Y la cuenta de hilos… ¿qué es eso?
Pues la explicación es muy fácil… Es contar la cantidad de hilos que hay en una pulgada de tela (2.5 x 2.5 cms.). A veces hay que saber cómo se están contando los hilos porque hay otros factores que afectan al resultado como el plegado o el grosor; por ejemplo no es lo mismo unas sábanas de 600 hilos con plegado sencillo que unas sábanas de 300 hilos con plegado doble. Y en cuanto al grosor, cuando los hilos son finos caben más por pulgada y hacen unas telas mucho más delicadas y finas que cuando los hilos son más gruesos, que serán más duraderos (cada uno tiene sus ventajas claro).

fibras2

Y ¿por qué nosotras elegimos el algodón egipcio?
Pues porque, para empezar, la fibra es la más larga del mercado 1(1/2) a 2(1/4) pulgadas (3,81 a 5,72 cm) de largo, lo que significa mayor calidad y mucha mayor profesionalidad en el trabajo para lograr que todo quede en perfectas condiciones. Los hilos que se obtienen son, además, mucho más finos, suaves y fuertes así que olvídate del “peeling” o, sin palabras anglosajonas, “la horrible aparición de bolitas por el uso”. Estás sábanas son consideradas “de lujo” porque para su fabricación se utiliza mayor densidad de hilos; por ejemplo, muchos hoteles de prestigio usan sábanas de 600 hilos para que sus clientes disfruten de una textura mucho más agradable en sus camas.

cuidados_sabanas1

Más cosas sobre este algodón… tiene la cualidad de mantenerte cálido en invierno y fresco en verano; así que ¡te valen para todas las estaciones! Además tienen una durabilidad mucho mayor que la media y en muchas ocasiones son sábanas que se pasan entre generaciones (las sábanas de 600 hilos pueden durar más de 15 años, las de 800 hilos más de 20 años; y hablamos de mínimos…). Y por último, es un producto ecológico que se cultiva orgánicamente y que vendrá muy bien a todos aquellos que padezcáis dermatitis o alergias varias.

Así que, no os lo penséis más, las sábanas de algodón egipcio son una inversión que disfrutaréis a corto y largo plazo y nunca os arrepentiréis de entrar cada noche en una cama de verdadero lujo. En La Llave Hueca además os las podemos personalizar a vuestros gusto 😉

sabana algodón egipcio la llave hueca

Y aquí os dejamos una guía de cómo lavarlas; ¡no os quejaréis!

Fuente: Quiminet, Vivealgodón, MercadoLibre, Ehowespañol
Fotos: Icobaby, Fashiongroup, Bloghogar

Anuncios

Cuidado de la ropa 4: El algodón egipcio

El algodón egipcio; ese “manjar de Reyes” para paladares especializados en lencería del hogar. Si eres de los que disfruta con la maravillosa calidad y suavidad que aporta este material querrás, sin lugar a dudas, saber cómo tratarlo mejor para que te dure muchos años. La durabilidad de las sábanas no es una ciencia exacta, pero si seguimos una serie de consejos podemos conseguir alargar su vida mucho más tiempo.
  • Sigue siempre los consejos de los fabricantes; ellos son los que mejor conocen el producto.
  • Los tejidos de algodón egipcio deben lavarse siempre por separado. ¡Ten cuidado con cremalleras, botones…!
  • Si nuestras sábanas tienen manchas, localízalas antes de lavarlas por completo y aplica un detergente suave.
  • El agua que debemos usar al lavar debe estar a temperatura fría o, como mucho, tibia y el detergente debe de ser suave, con un Ph equilibrado.
  • Elige un ciclo de lavado suave para evitar daños.
  • Si vamos a usar secadora los ajustes deberán ser suaves para preservar los tejidos y prevenir arrugas; ya que con el algodón egipcio no es necesario el uso de la plancha.
  • Y por último, no es recomendable el lavado en seco.
¿Sabéis algún consejo más para conservar mejor el algodón egipcio?
Foto: La Llave Hueca
Fuentes: Hogar Algodón Egipcio

Cuidado de la ropa: Las sábanas

Otro apartado importante al que debemos prestar atención en casa es el CUIDADO DE LA ROPA.

Y ésta semana, empezamos con … 
EL LAVADO DE LAS SÁBANAS.
Sábanas “Pin Pon”, en La LLave Hueca

¿CUÁNDO?

Es conveniente cambiar las sábanas una vez a la semana. Por ello, lo mejor es reservar un día de la semana para esta tarea.


¿CÓMO?


Si son de algodón y BLANCAS…, lo mejor es lavarlas a 60º.


Y si tu lavadora lo permite, quedan fenomenal si añades un chorrito de lejía Neutrex gel para ropa.
¡Pero mucho cuidado con la lejía! Hay que añadirla en el momento en que la lavadora está cogiendo el agua.

Si no lo permite, también puedes  utilizar un blanqueante, tanto líquido como en polvo.
A nosotras nos gusta mucho Vanish  Oxi-Action.

Aún así, es normal que con el tiempo las sábanas vayan cogiendo un  tono amarillento.
Para matizarlo , sólo hay que añadir al lavado una vez al mes un sobre de blanco nuclear o de azulina.
Recuperarás un bonito blanco más azulado.

Y lo mejor de todo, si puedes, deja que se sequen al sol!



Recomendado: secado al aire libre!

Si son de colores o ESTAMPADAS…, la mejor opción es el lavado en agua fría.

 Así los colores no pierden intensidad!

A las oscuras, lo mejor es añadir un buen puñado de sal en la cubeta del jabón.
Tardarán mucho más en quedarse pardas.
Algunos buenos consejos:

1- No cargues mucho la lavadora…
Se lavan mucho mejor y se arrugan menos.
2- Tiende las sábanas nada más terminar el lavado…
Te costará la mitad plancharlas.
3- No las cambies todas el mismo día…
Sobre todo si sóis  mucho en casa. Reserva al menos 2 días para que no se te acumule tanta ropa.
Y para terminar…, un super TRUCO:
 ¿Cómo quitar las molestas manchas de sangre de la ropa?
 Fácil!

1. Añadir un buen chorro de agua oxigenada de la farmacia sobre la mancha.
2. Lavar la prenda en la lavadora normalmente.
3. LISTO! Sin rastro de mancha.
Esperamos que os sirva de ayuda.
¿No es un auténtico placer acostarse en una cama con las sábanas recién cambiadas?

La semana que viene, nuevos super consejos.

Gracias por leernos!




Algodón egipcio




Supongo que muchos de vosotros ya conoceréis el algodón egipcio.

Para aquellos que todavía no sepais de su existencia, contaros que se trata de una materia prima que hoy día es sinónimo de calidad y lujo.

Como os podéis imaginar, procede de Egipto. Allí se cultivan las plantas del algodón en un entorno privilegiado: la humedad y la increíble fertilidad del Valle del Nilo. Las fibras que produce la planta en esas condiciones son mucho más largas que las del algodón normal, lo que posibilita que se puedan tejer en hilos excepcionalmente resistentes, suaves, duraderos, brillantes,… Otra de las características que hace único a este material, es su extraordinaria capacidad para absorber líquidos, lo que posibilita que las características que hemos señalado antes no se alteren con los sucesivos lavados.

Decimos que una tela de algodón es de una calidad media-alta si contiene, por lo menos, 200 hilos en 2’5 cm. de tela. En La Llave Hueca podréis encontrar juegos de sábanas de hasta 600 hilos



Y, como “lo cortés no quita lo valiente”….¡¡se planchan de MARAVILLA!!

Hasta la próxima…. Feliz semana a todos!!!